El Molino es un centro destinado a personas mayores, veinticinco en régimen de residentes y once en Centro de Día, un servicio socio-sanitario y de apoyo familiar que cuida a personas afectadas por diferentes grados de dependencia, promoviendo su autonomía y su bienestar.
    La atención de las personas mayores debe abarcar la totalidad de sus necesidades. Debe tener en cuenta su bienestar físico, su bienestar mental; debe favorecer la integración en su entorno familiar y en la comunidad en la que vive.
    El Molino le ofrece sus servicios y pone a su disposición un grupo de profesionales cualificados para contribuir al bienestar integral de nuestras personas mayores.

AMPLIOS ESPACIOS

La residencia El Molino, situada junto a la costa del Mar Menor, cuenta con un jardín de 4.500m2, un amplio espacio abierto a la luz y a las bondades del clima mediterráneo, muy benigno a lo largo de todo el año. Distintas zonas del jardín -pérgola, zona de cactus, arboleda...- permiten a los residentes disfrutar de los beneficios, tanto físicos como emocionales, del contacto con la naturaleza y el aire libre.

PERSONAL CUALIFICADO

El Centro dispone de personal cualificado para la Atención Directa de los residentes. Auxiliares de Clínica, Enfermera, Médico, Fisioterapeuta, Trabajadora Social, Personal de Cocina y de Limpieza... todos nosotros trabajamos en equipo para asistir a los usuarios en sus necesidades, no sólo físicas sino también afectivas y emocionales y cumplir el principal objetivo: el bienestar integral de nuestros residentes.

COMO EN CASA

El número limitado de plazas, veinticinco en la modalidad de Residentes y once en la de Centro de Día, nos permite disfrutar de un ambiente familiar en el que la cercanía y la calidez en las relaciones son parte fundamental de la atención a nuestros usuarios. En la convivencia diaria, en las actividades de estimulación, en las sesiones de cine, en las horas de tertulia en el porche... formamos una gran familia.